Lunfardo


A los habitantes de Buenos Aires se le conoce mayormente como porteños, por la influencia del puerto en el desarrollo de esta cuidad. Ellos utilizan con frecuencia una jerga peculiar conocida como “lunfardo”, la cual surge de la fusión de lenguas, conocimientos y costumbres, traídas por los inmigrantes. Esta forma de hablar consiste en deformar el propio castellano, tomando palabras de algunos dialectos italianos y de otras lenguas, para luego adaptarlas en un nuevo idioma.

Es un leguaje dinámico y lleno de vida ya que se nutre constantemente de expresiones circunstanciales o improvisadas, renovándose constantemente. Al igual que el tango , nace en el ambiente marginal de los barrios pobres, debido a la convivencia forzada entre el gran caudal de inmigrantes que llegaron durantes las primeras décadas del siglo XX y la población local. Hoy se ha expandido a todos los niveles sociales y es cotidianamente utilizado en diversos ámbitos y situaciones. Lo podemos escuchar frecuentemente en los tangos, en los medios de comunicación y en los escritores más importantes de este país. Hay que mantener completa atención a la hora de escuchar hablar a un porteño, pues su español podría ser bastante complicado. He aquí varios ejemplos…

Algunas expresiones características del español rioplatense:
Opiniones favorables sobre una persona
• “Tiene onda”
• “Es re lindo/a”
• “Es copado/a”

Opiniones negativas sobre una persona
• “Es re mala onda”
• “No me cabe”
• “No me lo/a banco”